miércoles, 26 de mayo de 2010

Mi "Latin American Idol"

Lo interesante no es el hecho de que a Ivana le ha dado por cantar todo el dia, ni lo desenfadado de sus presentaciones o lo energico de sus conciertos.

Lo interesante es que segun ella, canta en ingles!!!!! (lo que hace ver a Dora la exploradora!!)

Su equipo de sonido es muy sencillo: bien puede ser un peine, una copa, una crayola, un celular....en su mundo imaginario, todo resulta ser un microfono.

Publico ya tiene...capta la atencion de papa, de mama, de la nana, de las primas, de la tia....no hace falta que le pidas interpretar algun numero...ella se ofrece solita....

Lo unico que tendremos que mejorar es el vestuario de la artista, pues aqui nos aparece con un modelito con muy poca ropa...bueno, la verdad sea dicha, en realidad es que estabamos preparandonos para irnos a la playa. Analizandolo bien, quizas era por eso que mi hija cantaba con tanta emocion...

video

jueves, 6 de mayo de 2010

Mi fascinacion con el tema "parto"

Aun cuando ni siquiera soñaba con ser madre, cuando ese tema no era algo que formara parte de mi realidad cercana, cuando no había ninguna razón para que ese fuese un tema que me interesara tanto; siempre tuve una fascinación especial por los programas de nacimientos, de partos y de bebes….

Mientras cualquier otra muchacha de mi edad quizás hubiese tenido sintonizado MTV, Los Grammy o el ultimo concierto de Soda Stereo, yo estaba allí, sin parpadear frente al televisor con Discovery Home & Health viendo temas como “sala de maternidad”, “historia de un bebe”, “la llegada del bebe” y cualquier otro que anduviese por la misma línea….me fascinaba ver estos programas!! y claro, en cada episodio, dado mi grado de sensibilidad televisiva (lloro con la mayoría de las cosas que miro en televisión!) siempre, pero siempre en algún momento terminaba emocionándome hasta las lagrimas…

Que explicación le tengo a esta fascinación prematura con la maternidad? Pues la verdad no lo se. Solo se que ver esa felicidad tan gran que producía traer un hijo al mundo llamaba poderosamente mi atención. Ver los rostros de aquellas mujeres desdoblarse de dolor y unas horas mas tarde ser las mujeres mas felices sobre la tierra era algo increíblemente sorprendente para mí. Era demasiado para un solo día, para tan pocas horas!…Era vivir el dolor mas intenso que quizás se experimenta jamás y a la misma vez el gozo mas profundo.

Y es que realmente era como para maravillarse el poder ver el milagro de la vida. Ver como ese ser que gime por salir a conocer el mundo batalla desde su primer minuto en esta vida. Ver como ese cuerpo de esa mujer con capacidad de espacio limitado se hacia puro espacio para albergar a alguien mas ahí dentro….Acaso no era toda aquello mas interesante que cualquier concierto de Soda Stereo y que cualquier premiación de MTV? A mi me parecía la historia mas maravillosa jamás televisada, la historia de la vida y del amor hecho vida. La historia mas apremiante de la mujer y de su fuerza interior.

Sigo siendo fanática de estos programas. Por eso hoy escribí este post. Acabo de ver “historia de un bebe” y termine por emocionarme como siempre. Cuando no lloro (por que me aguanto) igual aprieto fuerte el nudo que se hace en mi garganta, pero nunca, nunca he podido verlo sin inmutarme, sin sensibilizarse hasta la fibra mas profunda de mi….es de entender que ya no lo miro con los mismos ojos….que ya son muchas otras las emociones y sensaciones que vienen a mi….que ya he estado yo en aquella cama, que ya yo he experimentado ese dolor y esa fuerza interior que nos hace ser tan fuertes en ese momento, que ya se como sabe ese dolor agri-dulce que al final deja tan buen sabor. Que ya no ha sido solo expectadora de aquel momento, sino que he estado yo en aquel momento milagroso de dar vida, llena de esa fuerza interior tan sobrehumana que embarga a la mujer en ese momento, pariendo a mi hija y a la vez pariendome a mi misma como madre .

Sigo igual de fascinada por este tema y como nunca es lo mismo cada vez que veo estos programas, hoy me di cuenta que me emocione por nuevas razones, por que recordé que ahí me tocara volver a estar.... repitiendo toda la historia, ahora por segunda vez.