miércoles, 21 de abril de 2010

Lactancia prolongada: desde mi experiencia...




Cuando supe que me convertiría en madre, siempre le pedí a Dios dos cosas: poder parir de forma natural y ser capaz de lactar a mí bebe. Había escuchado tantas historias de mujeres que decían no haber podido amamantar que casi me llegue a creer que la capacidad de amamantar era un regalo sobrenatural que a algunas madres les tocaba y a otras no.

Tan interesada me vi con el tema de la lactancia que en un momento estuve más preocupada por la lactancia que por el parto mismo. Me informe tanto sobre el acto de amor tan grande que es amamantar que no quería perdérmelo. Era el acto de amor mas sublime, generoso y desinteresado que podría ofrecer a mi hija y estaba decidida a pedírselo a Dios con todas mis fuerzas para que me regalara esta bendición.

Respetando a quienes por las razones que fuesen no amamantaron a sus bebes (algunas con razones realmente validas), luego de mucho leer en Internet supe que en gran medida aquello del don sobre natural que le toca solo a algunas y que otras simplemente “no pueden” no era mas que un mito, una mentira que nada tenia que ver con la realidad y que en la practica, gran parte de nuestra capacidad de amamantar es básicamente como muchas cosas en la vida: una elección. Una elección, que igual puede necesitar por ende su cuota de determinación. Lo eliges, y luego te aplicas para ello por que nadie ha dicho jamás que sea fácil y a esto también hay que agregarle “como todo en la vida” y “como en todos los comienzos”…

No quedo articulo en la web sobre lactancia que no leyera. Me informe, y teniendo la herramienta de la información ya dominada, pude hacer frente a las opiniones de terceros cuando quisieron venir a decirme lo que debía hacer con mis tetas y creyéndose los mas enterados, venir a decirme lo que era bueno para mi y para mi hija. Ya yo sabía lo que era lo mejor: amamantar hasta que YO lo decidiera.

Nunca faltaran las presiones de terceros, siempre aparecerá quien quiera dar su opinión y consejo, sin embargo, la decisión de amamantar a los hijos es una decisión PERSONAL que toda madre debe tomar a la luz del pensamiento y sentimiento de lo que entienda que es mejor para sus hijos y debe ser respetada por sus amigos, familiares y por la sociedad. De hecho, debe ser respetada hasta por el mismo pediatra del niño pues el pediatra es un proveedor de salud, mas nunca debe tener la palabra final que implica el rol de padre. En este sentido recuerdo que llegados los 4 meses de Ivana la doctora me dijo que era momento de comenzar con la alimentación complementaria y fue mi decisión el elegir que yo -tal cual dicen los libros y según la organización mundial de la salud (OMS)- le daría lactancia exclusiva hasta los 6 meses, y ella, lo respeto. En los controles de 5 y 6 meses Ivana iba tan bien de peso y crecimiento como cualquier otro niño.


Pero la verdad sea dicha, la lactancia implica ciertos sacrificios. Cuando Ivana tenía alrededor de 2 meses y medio y sabia que el momento de yo entrar a trabajar se acercaba, decidí iniciar la labor de hacerle un banco de leche, pues la leche materna congelada puede conservarse hasta por 6 meses, así que cada día en la mañana me ayudaba de un maravilloso extractor eléctrico doble (extracción en cada lado al mismo tiempo) que una amiga me regalo, me extraía (inicialmente) unas 5 onzas diariamente y las congelaba. Mi nevera llego a parecer la de cualquier vendedora de helados!.

Gracias a este banco de leche y a que la guardería de Ivana quedaba muy cerca de mi trabajo (y yo pasaba a amamantarla al mediodía), pude lograr mi cometido de darle el seno exclusivamente hasta los 6 meses. Pasado los 6 meses comenzamos a introducir otros alimentos suaves que poco a poco formaron parte de la dieta. Aun así nunca deje de extraerme la leche pues mi deseo era evitar tanto como se pudiera el introducir leche artificial de formula o en polvo. Tanto cuando estuvo en la guardería como cuando llego a vivir con nosotros su nana, la leche que les dejaba era la que me extraía aun cuando ya ella comía un montón de cosas más, pero leche, solo la de mama.

No puedo explicar con palabras lo que ha significado para mí la experiencia de la lactancia. Es un acto de amor sin igual, es un momento de entrega. Mas allá de todos los beneficios alimenticios y de salud que representa la lactancia, llega un momento que ya no se trataba del hecho de alimentarla, pues a decir verdad ni tanto quedaba en esas tetas. Se trataba más bien de NUESTRO TIEMPO. Ese momento sagrado madre-hija. El momento de reconectar, de prodigarnos cariño, de sentirnos cerca, de mirarnos a los ojos, de decirnos de mil maneras que nos amábamos, de que ella sintiera el calor de mama y mama sintiera el placer de disfrutar a su bebe grande en brazos, de que se sintiera segura, de que en medio del ritmo acelerado de la vida, hubiese un tiempo para nosotras. Y me lo disfrute con locura, lo viví al máximo.

Ivana prácticamente apenas dejo la teta, desde noviembre poco a poco la fue dejando. En el proceso de transición había días que días en que al parecer las recordaba con nostalgia y me pedía que la pusiera a la teta, yo la ponía y ella se quedaba sin succionar solo sintiéndose segura, tranquila y amada en brazos de mama.

Lo nuevo ahora es que Ivana me diga: “a ve mami” y quiere que le muestre las tetas…cuando le muestro, ella las mira, se ríe y la guarda y dice “a ve la otra mami” la mira, se ríe y la guarda…yo creo que en su interior solo quiere asegurarse que siguen allí, aunque ella ya no las use…



“la no lactancia en algunos casos se debe a que algunas mujeres solo
piensan en ellas, su físico, su trabajo, sus tiempos, sus libertades, y como la
lactancia a veces invade esos terrenos en una mujer, ahí es donde ellas hacen
una "elección" y se quedan con ellas, frente a la maravillosa experiencia de
entregarse por su bebe a ese mundo que es la lactancia. Una lastima, se pierden
algo maravilloso. Anonimo”

14 comentarios:

azulitoclaro dijo...

¡Qué relato más conmovedor, Johana! Estoy totalmente de acuerdo contigo. Creo que más que un don sobrenatural, la lactancia es una cuestión de voluntad. He comprobado por mí misma todas sus ventajas y no entiendo cuando una mamá no amamamanta. Ojalá tuviéramos más información circulando. Creo que tendríamos un mundo más amoroso y sano si todos los niños y las madres nos diéramos esa oportunidad.
No sé hasta cuando amamante a Irene, pero ya siento tristeza al pensar que llegará un día en el que no lo haga...
Me encanta lo que hace Ivana ahora. ;) Está claro que para ella también ese espacio y ese tiempo es y fue vital.
;)

Paulina dijo...

Hola, pues fijate que yo soy una de esas que no amamanto como hubiese querido. Y no, no fue por vanidad ni por trabajo ni por nada de eso, lo mio mas bien fue por ignorancia, lo digo con la cara llena de verguenza pero para aclarar que muchas de nosotras que decidimos no amamantar es desgraciadamente por falta de informacion.

La verdad yo imagine que eso de amamantar iva a ser facilicimo, natural y sin sufrimiento. A mi ni mi madre, ni mi hermana (que ya habia tenido 3 hijos) me dijeron lo mucho que dolia, que cosas podia hacer para hacerlo mas facil, nada de nada. La verdad me senti sola en ese sentido, sola e ignorante... oh y tambien infeliz, y decidi que para poder disfrutar mejor el momento de alimentar a mi bebe, debia de hacer algo. Y como yo no tenia ni idea de tooooodas las cosas que podia hacer para ayudar en ese proceso pues decidi darle formula a mi Kalei. La verdad no me quiero arrepentir de mi decision, porque ella es una nina feliz y muy sana, y yo pude disfrutar mucho mejor esos momentos. Pero si hay momentos en los que me hubiera encantado tener alguien de apoyo, alguien que me dijera lo mucho que dolia, pero que yo lo podia lograr, alguien que me hechara porras.

Ahora tengo mas informacion, mas ideas, mas ganas que nunca de amamantar, solo me falta un bebe jeje.... pero estoy segura que cuando llegue un segundo bebe lo intentare hasta que lo logre, porque ahora se que todas podemos, tal vez para unas sea mas dificil que para otras, pero todas tenemos la capacidad de alimentar a nuestros hijos.

Y claro, pues la decision que tomemos yo creo que la tomamos con la mejor de las intenciones, y yo por mi parte trato de no juzgar ni a las que se sacan la teta en un restaurant, ni a las que estan preparando su formula en medio centro comercial.

Me encanto tu post y la verdad me da mas animos para intentarlo doblemente a la proxima...

Jeje... lo siento por mi comentario eterno!!

Johana dijo...

Paulina, pues me encanto tu comentario eterno..jejejeej...

Yo se perfectamente a lo que te refieres, por que lo veo con muchas de mis amigas que por no tener el apoyo necesario: entiendase gente que anime, informacion oportuna, testimonios de gente que lo logro y que comparta como llevo el tema, pues terminan por abandonar antes de intentarlo o despues de haberlo intentado traumaticamente.

Este tema es muy sensible por que no quiero juzgar a las que no pudieron por razones muy validas, mas bien lo que quisiera es animar mientras haya tiempo para que no se desanimen las que estan viviendo la experiencia o las que las viviran a futuro y que lo vean mas que por el lado doloroso y frustante (tambien tiene su cuota de eso la lactancia al principio) pues se queden mejor con la parte enriquecedora y maravillosa de la lactancia.

Hay gente que en lugar de aconsejar, desaconsejan y entonces se da la otra situacion....que la que si logro amamantar bien entonces como quiera termina con un destete apresuarado por las presiones....entonces tambien sobre eso quise animar.....a no destetar tan rapido como la primera tia, abuela, vecina aconseje, sino que mas bien miremos un poquito mas alla hacia una lactancia prolongada por la carga emotiva y afectiva que representa para el nino.

Lo que menos quiero es que te me sientas juzgada por mi post Pau, ni tu ni las que por la razon que sea no pudieron, no siguieron, no las dejaron....

Abrazos mil.

Paulina dijo...

Uyyy si este tema es larguisimo, pero no te preocupes que no me senti juzgada para nada, si acaso senti mas animos para intentarlo en la porxima ocasion..

Ahora entiendo que la lactancia va mas alla qeu alimentar a tus bebes, pero creo que 2 anos despues es un poquito tarde jeje... Lo bueno es que mi chiquita esta sana, y aunque a veces me llega la nostalgia de no haberla amamantado a ella, se que con otro bebe si lo puedo lograr gracias a que estoy un poco mas informada y gracias a posts como este que te animan a intentarlo un poquito mas..

Y si, deveria existir mucha mas informacion sobre el tema, especialmente para madres primerizas!!

Un abrazo!!

Marina dijo...

Hola Johana!
me conmovió mucho este post...
y yo pasé, o estoy pasando, por las dos experiencias...
Con Lauti solo le pude dar teta el primer mes... y después de mucho leer e informarme me di cuenta que no fue que no tenia leche, como pensaba en ese momento... lo que no tenia era información, contención, mi cabeza no estaba preparada, estaba muy inmersa en un puerperio que me estaba tirando para abajo...

Pero ahora, con este nuevo bebé sabía que nada ni nadie se iba a interponer, lo tenía que lograr, y pese a distintas crisis acá estamos, a lactancia exclusiva hasta hace unos días que empezó a comer, pero pretendo seguir con la teta hasta los 2 años como mínimo... y no te puedo explicar la sensación de sentirme "poderosa", saber que yo con mis dos tetas soy lo unico que hacía falta para que mi bebé esté bien, nutrirlo de muchas cosas más que leche...

Me arrepiento de no haber hecho todo lo posible con mi 1º hijo, pero no me puedo reprochar, porque sé que en ese momento no sabía todo lo que sé ahora, y haber pasado por esa experiencia me dio la fuerza y la seguridad necesaria para saber ahora que sí podía, que sí tenía leche, que todas la tenemos, la cuestión es ver si estamos internamente dispuestas a brindarnos en cuerpo y alma las 24 hs del día...

besotes Johana!
se hizo eterno mi comentario...

Laura E. dijo...

wao joha q hermoso :D. Puedo decir q aunque todavìa no es mi hora de ser madre si lo he pensado muchisimo y me encantarìa lactar exclusivamente por todo el tiempo que se pueda. No tengo buenas historias familiares pero si se que cientificamente es mucho mejor para el bebe y gracias a ti llevo conmigo el anhelo de tener ese momento con mis propios hijos cuando Dios asi lo disponga. Besitos!

KL@U dijo...

hola primera vez por aca!!!y no creo que sea coincidencia caer justo en este post!!

luego de ver tu nombre y apellido recuerdo tener una invitacion tuya a traves de Facebook,que nunca acepte porque realmente no te conocia...pido perdòn!

precioso post,yo amamante hasta que mi hijo dijo basta,con solo 10 meses no le intereso mas tomar la teta...yo con lagrimas en mis ojos por unos largos dias ,me sentia muy triste y casi sin poder compartirlo con nadie,porque no todos lo entienden..era una sensacion rara,como que perdia esa union que te permite la lactancia...con el tiempo fui superandolo,pero es el dia de hoy que lo recuerdo y me emociono...

Que lindo tu blog,no lo abandones asi estamos en contacto!!voy a ver si tienes la lista de seguidores asi me sumo y no pierdo los post!!
aaaa y te busco en Face tambien..abrazossss!

juli dijo...

Hola Joha!!!, que precioso post!, yo soy fanática de "la teta", Valen cumple 2 el miércoles y toma teta, cada vez menos, pero continuamos con la lactancia...y la verdad, aunque a veces es agotadora, es sublime e inolvidable esos minutitos en la que la tengo tan cerquita!!!

Muchos besos y aguante la tetaaaa!

juli dijo...

Hola Joha!!!, que precioso post!, yo soy fanática de "la teta", Valen cumple 2 el miércoles y toma teta, cada vez menos, pero continuamos con la lactancia...y la verdad, aunque a veces es agotadora, es sublime e inolvidable esos minutitos en la que la tengo tan cerquita!!!

Muchos besos y aguante la tetaaaa!

Mariana dijo...

Que hermoso relato, Johana, tan sentido! Y si, que momento tan intenso el del destete, sobre todo cuando es natural, como el de uds. dos. Gracias por compartirlo!!

Rocío dijo...

hola!! recién te encuentrodesde soy mamá seguí el link
es muy cierto eso de que nadie dice que duela!!
y yo tambien creo como tu que es una decisión que se tiene que tomar con determinación para tener éxito
yo la verdad es que tambien tenia la gran ilusión de amamantar a mi hijo y gracias a Dios nunca concebí la idea de darle fórmula y no porque supiera mucho del tema, sino porque mi mamá nos amamantó a mi hermano y a mi y para mi simplemente parecía lo natural
ahora mi bebé tiene ya pasados 2 años y sigue ´"aún" tomando mi leche, para dormir, para refrescarse cuando no hay agua a la mano, para apaciguar el hambre un ratito o cuando se lastima con algo inmediatamente grita chichi!!!jaja
yo no sé hasta cuando dure esto, pero creo que aun falta un año, más o menos.
Te felicito y felicito a todas las madre que deciden amamantar y que lo logran a base de esfuerzos ;)

un abrazo

Elohisa dijo...

Totalmente cierto, yo hubiera matado por poder amamantar a mis niñas durante mas tiempo, lastima que no he podido.

Con Valeria lo hice los dos primeros meses, pero ella sólita lo dejo, decidió que mi leche no la alimentaba como ella deseaba y no sabes lo triste que me sentí...

Esos dos primeros meses fueron los mas lindos, toda mujer tiene que experimentar ese momento, esa ternura, esos sentimientos...

Aplausos para ti lo has relatado maravillosamente.

Mil Besos.

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog!!! Estoy en el trabajo y llevo literalmente 2 horas leyendo y leyendo y leyendo!!!! A mi me van a sacar a patadas de aquí!!!

Un abrazo grande,

Laura

biblioactiva dijo...

Bellas palabras, buen enfoque. Pones palabras a lo que todas las madres lactantes pensamos. Gracias por regalarlas