viernes, 28 de marzo de 2008

Ya casi dos meses....

Ya han pasado casi dos meses desde que estas con nosotros, desde que llegaste a llenar nuestras vidas con tu compania. He deseado sentarme tantas veces a contarte un poco de esta experiencia pero este entrenamiento intensivo de ser madre no me deja con mucho tiempo libre.
Te hemos visto regalando tus primeras sonrisas, son hermosisimas. Y aunque muchas de ellas no eran realmente para nosotros (dicen que los primeros gestos de sonrisa de los bebes es por que se estan riendo con los angelitos...) eramos felices de verte con cara de felicidad. Tan felices como nosotros que contagiosamente siempre que sonries terminamos por sonreirnos contigo.
Cada manana te despiertas mas hermosa o cada manana despierto mas enamorada de ti. Creo que siendo sincera es una combinacion de ambas cosas. Ya tienes tus cejas y pestanas definidas y mientras tus cejas van cogiendo un poco mas de consistencia, tu papa te relaja mucho como si fueras una nina pelona..jajaj y ambos reimos de las cosas que al se les ocurren mientras "habla contigo".
Ya haces tus primeros gorjeos y tus ensayos de monosilabos..como "EH!" o "AH"...y eres muy inteligente y despierta. En estos dias le diste un susto a Pedro tu abuelo-padrastro quien te dijo "Ivanaaa...." y tu solo por pura coincidencia gritaste en ese momento "EH!!"....jaja...aquello fue como para morirse de la risa. Tuvo que pedirte que no le vuelvas a dar otro susto asi por que la proxima vez saldra corriendo.
En las mananas cuando haces tu "ritual de estiramiento" eres todo un espectaculo.... se arqueas como un gatito, te estiras, pones la carita y la boca con toda clase de expresiones y haces todas la posiciones de judo con tus manitos y brazos...tu papa y yo nos quedamos observandote de cerca para luego con mucha limitacion reirnos, sin hacer nada de ruido para no despertarte.
Te confieso que por las noches cuando estas dando esa clase de tanda tan larga sin dormirte quisiera estrenarte con la primera nalgada pero me contengo y me armo de paciencia, entonces en mi interior sin quererlo, fruto de la mala noche casi que me duermo finalmente "enojada" contigo, pero entonces, llega una nueva manana y abro los ojos y estas tan hermosa frente a mi, haciendo todas esas "musarañas" de estiramiento antes de despertarte y sin poder evitarlo me enamoro mas de ti cada nuevo dia.
Definitivamente ser padres es una escuela de amor. Donde se aprende a amar incondicionalmente y sin limites y donde se aprende a perdonar -hasta esas malas noches- sin limites.

Te amo mi ranita!!!

2 comentarios:

Ginnette dijo...

Disfruten esa maravillosa experiencia que es única e irrepetible.
Dios la bendiga!

alyohara dijo...

ahh querida esos momentos son irrepetibles, maravillosos, felicidades por tu ranita!